-

Apps

What is the “internet of me”?

Posted on Actualizado enn

Internet_binarycode_BM2E96O1CJG016-628x330The so-called “internet of things” has been the talk of the technology world for years now. Consumer electronics firms are exploring ways of connecting all manner of personal and household objects to the internet, thereby extending their functionality.

Some of these devices are undeniably very useful, such as household thermostats which allow us to log on at a distance and turn on our heating before heading home. But others are frankly ludicrous – witness the smart toothbrush.

Despite the rush to connect all our household objects to the internet, there is an even more important technical trend which has appeared in the past year or so – the internet of me. Instead of just wanting to hook up our home appliances to the internet, we have started to take our bodies and brains online.

The internet of me loosely refers to technology which connects our minds and bodies with the online world. It transforms our biological and cognitive life into streams of data which can be monitored, shared and shaped.

Cue sad music

Basic self-tracking technologies have been available for some time. There are the now relatively ubiquitous fitness devices like Fit Bit or Jawbone which track your movements, sleep and other biological functions such as heart rate. In the past few years we have seen a wave of smart-watches released which allow consumers to monitor their emails but also their skin resonance. There is also a wealth of apps that ask you about your moods throughout the day. The idea is that you can work out in which situations you are most happy or sad.

Now consumer electronic groups have gone even further by offering devices which scan your brain. One device called Melomind keeps track of brain waves and offers matching music. You can even get wearable devices for your pet which allow you to track their biological and neurological functions.

Unlike primitive biological tracking devices (such as the pedometer), many new technologies allow the rapid sharing of our most intimate biological and cognitive information. Sometimes this entails people uploading and sharing data about their sleep patterns, how far they have run (and the precise route), or their daily calorie intake.

At other times, it can take on more extreme measures. Fervent members of the life-logging movement have devised way to track almost anything which can be tracked. One life-logger reports that he tracks his wife’s menstrual cycle.

Invasive tech

This trend should be cause for concern. Collecting data about ourselves in this manner will unleash an enormous amount of data. Employers can begin to keep track of their employees, not just at work, but at all times. Insurance companies will be given full insight into how people live their lives. Companies can track our consumer behaviour, thus finding out the most private things about us.

Famously, a teenage girl was sent coupons for car seats and nappies. The girl’s father complained to the company, accusing them of encouraging teen pregnancy. When he later found out that his daughter was in fact pregnant, he called back to apologise. She hadn’t told anyone, but her consumption pattern had revealed the secret.

Even though the rise of big data raises profound issues about privacy, we should not just be worried about Big Brother-style snooping by corporations and government agencies. Perhaps we should be more worried about the implications closer to home. It seems that the most sinister and punishing figure, who most fervently tracks, monitors and disciplines our activities, is ourselves.

In recent times we have seen more and more apps applying the logic of behaviourism. Based on the heavily criticised methods once developed by B F Skinner, these apps alternate rewards and punishment to reinforce positive behaviour. One such example is the GymPact. Users of this app specify how many times a week they intend to go to the gym. In the event of them missing a session, which is easily found out through the GPS, they need to pay $5. This money is then shared equally among those who have followed their individually set goals.

A more extreme version of this is Pavlok. To break bad habits, this app sends out electric shocks. Or as the slogan goes: “the habit changing device that shocks you”. If you bite your nails, oversleep, or procrastinate you will be handed out a punishment. The app is marketed as a personal coach on your wrist.

Body fascists

These apps do not just shape our behaviour so that we will become more productive people. They also promise to make us healthier and happier. Pavlok lists the great enemies today: “smoking (is giving you cancer and wrinkles), fast food (is making you fat), sitting all day (is making you fat)”. Having bad habits, it seems, means being a bad person. Ridding yourself of these sins may mean administering a little self-flagellation, or at least outsourcing that activity to an app.

As we argue in our new book, The Wellness Syndrome, wellness has become a moral imperative. To be a morally good person, you need to exercise, eat correctly and definitely not smoke. With these new apps, we begin to see the more sinister side of this wellness command. When we accept that having an unhealthy lifestyle is akin to being a bad human being, then it becomes accepted to punish people who are unwell. Or, as fat and unhealthy people we should not sit and wait for others to punish us. We should take on the job ourselves, until we have disciplined ourselves into a respectable person, who wears the shining symbols of a healthy lifestyle.

We might well be moving from the “internet of things to the internet of me. Yet, it seems that what the internet of me is really achieving is to advance new ways of treating the self, not as a person, but as a “thing”.

This article is published in collaboration with The Conversation. Publication does not imply endorsement of views by the World Economic Forum.

To keep up with Forum:Agenda subscribe to our weekly newsletter.

Author: Andre Spicer is a Professor of Organisational Behaviour, Cass Business School at City University London. Carl Cederström is a lecturer at Stockholm Business School, Stockholm University.

Image: An illustration picture shows a projection of binary code on a man holding a laptop computer, in an office in Warsaw June 24, 2013. REUTERS.

Leer el resto de esta entrada »

Las apps más descargadas de Android podrían estar filtrando datos personales.

Posted on

android-4-2-2_76207_1La consultora Condenomicon ha hecho público un estudio en el que asegura que aproximadamente 50 de las apps más populares para Android podrían estar afectadas por una vunerabilidad que filtra información de usuario a personas desconocidas.

La publicación de Condenomicon, que será divulgada en los próximos días, indica que, incluso sin el conocimiento de sus desarrolladores, decenas de apps filtran información personal sin permiso de su propio usuario, lo que significa una grave vulnerabilidad de seguridad causada por el reciclaje de código fuente durante el desarrollo de las apps.

Según Olli Jarva, especialista de la firma de análisis que descubrió HeartBleed durante los meses anteriores, la mayoría de los desarrolladores reciclan librerías de código abierto para producir apps, lo que genera una herencia de código malicioso de una aplicación a otra.

Información filtrada

Entre la información que se filtra a terceros se incluye posición geográfica del usuario, información sobre el dispositivo, hábitos de uso, nombres y claves bancarias, entre otros datos. Leer el resto de esta entrada »

El Gobierno descarta pedir a Protección de Datos un informe sobre la privacidad de WhatsApp en España

Posted on

whatsapp   MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno descarta pedir a la Agencia Española de Protección de Datos un informe sobre la privacidad que ofrece WhatsApp a sus usuarios en España, ya que el uso de este servicio está regulado en la legislación española.

“Los servicios WhatsApp autorizados están sujetos a las obligaciones de privacidad de la legislación española y comunitaria”, asegura el Ejecutivo en una respuesta por escrito dirigida a UPyD en el Congreso de los Diputados, que ha sido recogida por Europa Press.

Según especifica, esta agencia es competente para la realización, como organismo supervisor, de cualquier investigación sobre las carencias en materia de protección de datos que puedan presentar estos servicios y abrir, en su caso, un procedimiento sancionador. Eso sí, subraya que, entre sus funciones, no figura la de hacer informes sobre la adecuación a la ley de un producto o servicio.

LA ALARMA DE ALEMANIA

La formación magenta cuestionaba al Ejecutivo si tenía entre sus planes pedir un informe a la citada agencia después de que en Alemania, la Oficina de Regulación de la Privacidad en las Comunicaciones, haya aconsejado a los ciudadanos alemanes que se abstengan de utilizar esta aplicación, debido a los problemas de seguridad y falta de garantías en la privacidad que ofrecen.

Según indica UPyD, esta falta de garantías en la privacidad de los datos personales, unida a la compra de esta aplicación por Facebook, otra compañía que ha estado en el punto de mira de varios estados por sus políticas de privacidad “que contravienen la normativa europea al respecto”, crea una “combinación” que, a juicio de la citada oficina alemana, puede dejar desprotegidos a los ciudadanos ante el uso de sus datos personales sin el correspondiente conocimiento y consentimiento.

Por ello, la formación magenta defiende que las ventajas en materia de comunicación que este tipo de aplicaciones pueden ofrecer a los ciudadanos deben conjugarse con unas garantías mínimas de seguridad.

 

COMPARTIR CON PRIVACIDAD

Con esta paradoja por la que el ciudadano europeo quiere compartir contenidos propios en la Red, pero al mismo tiempo desea que sus datos personales sean salvaguardados, el Ejecutivo agrega que la legislación comunitaria contempla el derecho a solicitar la supresión de información personal en la Red que ya no resulte necesaria.

Según apunta, es el “famoso derecho al olvido”, que el Parlamento europeo en su dictamen de 12 de marzo, llama ‘derecho de supresión’, así como el derecho a la portabilidad, que es una facultad que va más allá del derecho a la protección de datos y afecta a la interoperabilidad entre plataformas tecnológicas.

Igualmente, recuerda que está regulado todo lo relativo a las obligaciones de los responsables y encargados del tratamiento de datos teniendo en cuenta que pueden estar residenciados en otros países o que participan varias empresas en una actividad que conlleva el tratamiento de datos.

“Esta flexibilidad para adaptarse a distintas circunstancias es importante para el tratamiento de datos en nube, donde es muy frecuente subcontratar parte de la capacidad de almacenamiento. Pero, manteniendo siempre informado al titular de los derechos, que puede en cualquier momento retirar sus datos de una plataforma y llevárselos a otra”, añade el Gobierno.

Fuente: http://www.europapress.es/nacional/noticia-gobierno-descarta-pedir-proteccion-datos-informe-privacidad-whatsapp-espana-20140624115805.html

Privacy Badger: una nueva herramienta gratis para cuidar tu privacidad online.

Posted on

badgerEl resguardo de la privacidad en Internet es uno de los temas que todavía queda pendiente por resolver. No nos referimos sólo a cuestiones de Estado, como los controles de la NSA, o a temas técnicos como la falla descubierta en el corazón del protocolo SSL ; también nos referimos a la publicidad online y al uso que hacen algunos sitios web de los rastros que cada usuario va dejando en cada visita.

El Privacy Badger es una herramienta que se instala como extensión en tu navegador Chrome y Firefox y te permite saber a cada momento qué sitios quieren descargarte cookies y controlar con cuáles querés compartir tus datos y con cuáles no.

Cada página de Internet cuenta con múltiples fuentes de contenido, muchas veces procedentes desde sitios ajenos al que estamos visitando. El Privacy Badger funciona como un monitor de este tipo de interacciones. Cuando uno de estos sitios intenta rastrear nuestro comportamiento o descargar en nuestro sitio alguna cookie u otro tipo de código para poder registrar nuestros hábitos de navegación, la herramienta bloquea automáticamente el contenido de ese sitio.

El funcionamiento es simple: con un botón desde la barra de navegación, se despliega un menú que permite ver el listado de sitios que están interactuando con el navegador en ese momento. Si te encontrás en un sitio de confianza, podés marcarlo como seguro y el Privacy Badger desaparece de la lista. En tanto, cuando te encontrás con un sitio de dudoso origen , podés marcarlo como inseguro y la herramienta te protegerá de cualquier interacción no consentida.

A diferencia de la extensión AdBlock, el Privacy Badger no bloquea todas las publicidades de los sitios web, sino sólo aquellas que no cumplen con los estándares de privacidad y del Do Not Track (No rastrear, en español) donde cada usuario informa a los sitios que visita que no quiere que se rastreen sus actividades de navegación con propósitos de marketing.

La aplicación todavía se encuentra en estado alpha (de desarrollo temprano), pero que su promotor sea la Electronic Frontier Foundation ya lo ubica como una buena alternativa para asegurar la privacidad de los usuarios en la Web.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/m1/1688195-privacy-badger-eff-privacidad-online-cookies

La Agencia Española de PDP examinará con otras agencias la privacidad en aplicaciones móviles

Posted on Actualizado enn

aepd

  •     Revisarán los permisos y la explicación del uso de la información
  • Las autoridades buscan que se cumpla la legislación de protección de datos
  • Los resultados de la revisión serán públicos en otoño de este año
Noticias relacionadas

EFE 09.05.2014La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) participará en un trabajo coordinado con autoridades de otros países competentes en esa materia, para examinar conjuntamente las condiciones de privacidad que existen en torno a las aplicaciones móviles más populares.

 

 

Se trata de una iniciativa organizada por la Red Global de Control de la Privacidad (GPEN), en la que además de la española participan las autoridades de protección de datos de países como Alemania, Canadá, Francia, Italia o Reino Unido, ha explicado la AEPD en una nota.

La agencia señala que pese a la creciente popularidad y ventajas de las aplicaciones móviles, la recogida o uso inadecuado de datos personales de los usuarios puede acarrearles “importantes riesgos de privacidad“.

Los trabajos de este análisis coordinado se realizarán en los distintos países cuyas agencias de protección de datos están involucradas, durante la semana del 12 al 18 de mayo y los resultados globales serán publicados en otoño.

Aplicaciones que se revisarán

Se revisarán como parte de este ejercicio no solo algunas de las aplicaciones más populares a nivel internacional, sino también otras de especial interés en los distintos países o regiones. Por ejemplo, en el ámbito de la salud u otras desarrolladas por entidades públicas.

En concreto, se examinarán aspectos como el tipo de permisos que solicita la aplicación al usuario y si estos van más allá de lo que se podría esperar en función del servicio que se presta, o cómo se explica lo que se hará con la información recogida.

En el caso español, la iniciativa se articula como un plan de oficio para fomentar el cumplimiento de la legislación sobre protección de datos y privacidad, y aumentar la concienciación entre las organizaciones sobre sus responsabilidades y potenciar la cooperación entre las autoridades de control.

La Red Global de Control de la Privacidad busca fomentar la cooperación transfronteriza y forman parte de la misma las principales autoridades europeas de Protección de Datos, el Supervisor Europeo de Protección de Datos y la Comisión Federal de Comercio (FTC), entre otras entidades.

 

Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20140509/proteccion-datos-examinara-otra-agencias-privacidad-aplicaciones-moviles/936004.shtml

92% of Top 500 Android Apps Carry Security or Privacy Risk

Posted on

androidAbout 460 of the top 500 Android applications create a security or privacy risk when downloaded to Android devices, according to new research. And that’s largely because of a lack of user education, and the fact that mobile users don’t mind sharing personal information for free apps in return.

MetaIntell, a vendor that specializes in cloud-based mobile risk management (MRM), set about testing the top apps in a range of stores, including Amazon, CNET, GETJAR and the official Google Play store. It found that more than 92% of the applications it tested used non-secure communication protocols, while 60% communicate with domains that are blacklisted by a reputation service.

Additional risks included developer reputation, content vulnerabilities and 20% of the apps tested had the ability to load external applications either locally or remotely – all without the express consent or knowledge of the user.

Digging deeper into the data, MetaIntell rated the risks so high on many applications that 42% of them should not be allowed onto any consumer or enterprise-owned device.

These results are from an analysis of the apps that people download the most – suggesting that much more user education is necessary when it comes to mobile use.

Leer el resto de esta entrada »

Universo Compliance: “Apps, Smartphones & Privacy by Design”

Posted on

privacy by designPor Henry Velasquez Yanez, Consultor Senior ECIXGROUP

“El buen diseño es obvio, el gran diseño es transparente”
Joe Sparano

Vivimos rodeados de tecnología, en espacios interconectados, llevamos la comunicación y el conocimiento en nuestros bolsillos, en pequeñas ventanas que nos permiten interactuar con otras personas, contextos y realidades.

En este sentido, existen diversos aspectos derivados de la popularización de los dispositivos móviles inteligentes, que permiten advertir que nos encontramos ante un fenómeno consolidado, que evoluciona de forma cualitativa, hacia una convivencia ineludible entre formatos, posibilidades y modalidades de interrelación. Entre dichos aspectos, podemos destacar los siguientes:el paradigma de la hipercomunicación (comunicación cada vez más intensa y extensa); el crecimiento exponencial del acceso a las redes sociales en movilidad; y/o el aumento en el uso de la geolocalización..

A este respecto, el tercer ‘Informe sobre las apps en España’,presentado recientemente por The App Date, revela interesantestendenciasde los usuarios residentes en el territorio español, entre las que cabe señalar: (i) existen 22 millones de usuarios activos de apps; (ii) cada día se descargan 4 millones de aplicaciones para Smartphones, Tablets y otros dispositivos electrónicos inteligentes; (iii) el perfil medio de dichos usuariostiene edad entre 25 y 44 años y se conecta a su Smartphone, como mínimo, durante 3 horas al día; (iv) la media por usuario es de 24 apps almacenadas en Smartphones; (v) las principales apps descargadas están dedicadas a la comunicación, al correo y a las redes sociales.

Leer el resto de esta entrada »